5 Consejos para tener en cuenta a la hora de poner en arriendo tu vivienda

Arrendar tu hogar es una buena decisión ya que podrás tener una fuente de ingresos adicional y podrás brindarle tu hogar a una persona que lo necesita. En Properati podrás encontrar una buena oferta de ejemplos de apartamentos y casas en arriendo. Pero es importante que conozcas una serie de consejos para que esta experiencia salga de la mejor manera. Aquí te mencionamos algunos consejos básicos para tener en cuenta a la hora de poner tu inmueble en las manos de alguien más.

  1. Antes que nada se realiza un estudio de endeudamiento de la posible persona que podría ser tu inquilino. Gracias a este análisis, se brinda un panorama de mayor verificación de las condiciones económicas con las que cuenta el interesado en tu inmueble para la viabilidad de los pagos mensuales correspondientes. Con lo que el interesado debe ganar por lo menos el doble del valor del arriendo. La fórmula más recurrente utilizada por las entidades bancarias para determinar el porcentaje disponible del sueldo de una persona con relación a su capacidad de endeudamiento se realiza teniendo en cuenta los ingresos fijos mensuales, menos los gastos fijos del mes multiplicado por 0,40.
  2. Arrendar por medio de una inmobiliaria hace que los trámites sean más ágiles y gracias a la entidad que se encargará del proceso contarás con un seguimiento en los pagos, daños del inmueble o incumplimiento de algo de lo pactado. De los principales beneficios que tienes al contratar una inmobiliaria destacamos: disponibilidad de agentes para mostrar tu espacio, asesoramiento para encontrar según las necesidades de quien está en la búsqueda y además es un mediador que se hace cargo de quejas y requerimientos de ambas partes.
  3. Adquiere un seguro de arrendamiento para tu bienestar propio y el de tu inquilino. Esta póliza trae beneficios para ambas partes, en caso de que alguna de las partes incumpla con los acuerdos o infrinja daños al inmueble, la aseguradora se hará cargo del daño económico y brindará solvencia a la ocurrido.
  4. Los cánones del alza del arriendo suben según el índice de inflación de cada año que pueden ser constatados en la página del Dane o a través de FEDELONJAS, establecido por la ley 820 de 2003. Esto también puede ser acordado por ambas partes y usualmente el incremento se manifiesta en la renovación del contrato. Si es tu decisión no realizar el aumento anual también puede ser negociado.
  5. Deja claro desde el inicio cuanto sera el canon total del valor de arriendo de tu inmueble y así mismo manifiesta en el contrato la suma, para que ambas partes sean conscientes y legalicen la negociación de la mejor manera.

Finalmente, así se establecen los requerimientos a cumplir por ambas partes:

La ley 820 de 2003 según el régimen de arrendamiento de vivienda urbana protege a las dos partes contractuales del inmueble, se detallan reglas, sanciones, acuerdos y causas por las cuales se pudiera llegar a la eliminación del contrato. 

Una vez completado todo, puedes estar seguro de que tu hogar será el lugar ideal para alguien más y este quedará en buenas manos.

Bogotá

Inmuebles en venta en Cali