Te vas a mudar: ¿Qué tener en cuenta al firmar un contrato de arriendo?

Encontrar ya sea casa y apartamentos en arriendo para habitar o un lugar comercial son de la opciones más buscadas hoy en día para gozar de una propiedad, pero para formalizar la posesión del inmueble es necesario un paso determinante como lo es la firma del contrato. 

El contrato de arrendamiento es fundamental para que ambas partes involucradas, (por un lado el arrendador, persona propietaria del inmueble, y por otro el arrendatario, la persona que vivirá en la propiedad), tengan estipulado por escrito las condiciones que determinarán los derechos y deberes de cada una de las partes con la propiedad negociada.

Para acceder plenamente al modelo de contrato de arrendamiento, se procede al pago por derechos de contrato, el cual lo define la Ley 820 de 2003 :  “…es aquel por el cual dos partes se obligan recíprocamente, la una a conceder el goce de un inmueble urbano destinado a vivienda, total o parcialmente, y la otra a pagar por este goce un precio determinado”.

Si bien lo regular es pactar el negocio por medio escrito, también hay quienes prefieren dejarlo de forma verbal, pero son muy pocos los casos que lo manejan de esta manera.

Estos son los datos necesarios para tener en cuenta a la hora de completar el contrato:

  • Ciudad y fecha de elaboración
  • Datos básicos del arrendador y el arrendatario (Nombre y cédula de ciudadanía), Estado civil, etc.
  • Dirección (identificación del inmueble) 
  • Destinación (Aclaración del uso de la propiedad)
  • Cláusulas de lo que no se debe hacer con el inmueble
  • Precio del arrendamiento (la suma que se deberá pagar según el canon de tiempo que puede ser mensual o según el acuerdo)  y si incluye o no el valor de gatos adicionales y administración.
  • La aclaración del ajuste anual por parte de la administración
  • Los incrementos del precio 
  • Aclaración del lugar y forma de pago 
  • Vigencia del contrato
  • Prórrogas (según lo pactado por las partes)
  • Obligaciones del arrendatario
  • Cláusulas de penalidad por incumplimiento
  • Términos de duración del contrato
  • Motivos de abandono
  • Prohibiciones 
  • Si solicita codeudor (datos del codeudor)
  • Firmas
  • Los dos modelos más conocidos para contratación son:

  • Modelo de Contrato de arrendamiento de vivienda urbana, para el caso de casa o apartamento.
  • Modelo de contrato de tipo comercial, para el caso de locales comerciales.
  • También hay clasificaciones del contrato:

    Esto depende del número de personas que participen en el.

  • Individual: Una sola persona que se encargará del pago del arriendo de un inmueble completo.
  • Mancomunado:  Es la opción de disponer de coarrendatarios para el goce y pago del inmueble.
  • Compartido: Cuando solo se contrata una parte del inmueble. (por ejemplo, una habitación)
  • De pensión: Se accede a una parte que no es independiente del inmueble (una casa con pequeños apartamentos adaptados) pero que aspectos como el pago de servicios o el uso de espacios son pactados.
  • Recomendaciones:

  • Leer todo el contrato antes de firmarlo.
  • Verificar que el monto negociado de inicio sea el que consta en el contrato.
  • Tener en cuenta que por lo general se realiza un incremento anual,  pero este debe aparecer según la ley y el porcentaje que se estipula a nivel nacional.
  • Todas las estipulaciones que se manifiestan en el documento están respaldadas por la ley con lo cual el incumplimiento de alguna sera sancionada y penalizada. 
  • ¿Te gustan nuestras visualizaciones o quieres más información?

    Si eres periodista o blogger y te interesa nuestro contenido para compartirlo en tu medio digital escríbenos a data@properati.com.