Todo lo que debes saber a la hora de comprar un proyecto sobre planos

Al adquirir una vivienda sobre planos se está comprando un inmueble desde el diseño inicial que comparte la constructora del proyecto antes de ser construido. Es una de las alternativas más utilizadas en la actualidad ya que trae tanto beneficios para la constructora como para el comprador. En Colombia hay diferentes oportunidades para la modalidad de venta y se pueden encontrar proyectos de vivienda en Bogotá, proyectos de vivienda en Medellín o en cualquiera de las otras ciudades.

En Properati te contamos cuáles son las ventajas y algunos aspectos para tener en cuenta a la hora de considerar esta alternativa para comprar tu vivienda.

Precio

Uno de los principales beneficios para quien está interesado en adquirir vivienda propia con esta alternativa es que la compra sobre planos suele ser de menor valor con relación a la compra de inmuebles terminados, esto significa un ahorro de entrada en la inversión.

Personalización

Otro de los puntos a favor es que durante el tiempo de construcción se pueden sugerir, intervenir y realizar ajustes en el inmueble que se encuentra en obra, con lo que el diseño, si se quiere, puede tener toques personalizados al gusto del comprador, esto dentro de las dimensiones y acuerdos con la constructora encargada.

Disminución de riesgo

Para las constructoras también hay notables ventajas a favor, ya que al vender las viviendas sobre planos se sabe qué cantidad se deberán construir con seguridad y no habrá pérdidas en el proyecto. 

El pago es una buena noticia para ambas partes ya que el comprador contará con mayor tiempo para desembolsar el dinero de la cuota inicial, que por lo general el promedio de obra está en 3 años y así mismo la constructora recibirá el pago por parte del comprador en el plazo pactado.

Aspectos a tener en cuenta:

  • La constructora empezará la construcción del proyecto una vez haya completado un mínimo de inmuebles vendidos, sino cumple ese mínimo se retrasará la obra o inclusive no se llevaría a cabo el proyecto.
  • Es importante conocer con detalle el contrato de la obra del inmueble para saber en qué se está invirtiendo.
  • Conocer y entender el diseño de la vivienda es algo fundamental ya que en ocasiones el diseño en planos es confuso y puede ser malinterpretado.
  • Considerar los planos de aspectos extras como el parqueadero y las zonas comunes, si es una casa, las áreas al aire libre.  
  • Es más confiable cuando el proyecto cuenta con una fiducia que consiste en un contrato de buena fe ya que así la constructora se compromete a hacer la entrega del inmueble en el tiempo estipulado. Se determinan todos los aspectos de importancia como el valor de la cuota inicial y las condiciones para el inicio de la obra. Además, la entidad fiduciaria sólo entregará el dinero una vez se complete la obra con lo cual los recursos invertidos estarán asegurados.
  • Es verdad que en la mayoría de los casos esta opción suele ser más barata para comprar vivienda que los terminados, pero un buen ejercicio es realizar comparaciones entre el valor del proyecto en planos e inmuebles similares terminados, esto para evidenciar la diferencia de los valores de cada uno y si realmente se está haciendo un inversión pertinente.   
  • Para este tipo de inmuebles también hay financiamientos y subsidios.
  • Una cosa es el proyecto en planos finalizado y otra los acabados, estos usualmente son a decisión del comprador, con lo que se suele pagar una suma anexa ya sea al mismo encargado de la obra del proyecto o un contratista independiente es de libre elección. 
  • Por último es importante verificar que la constructora sea completamente confiable y en lo posible que cuente con trayectoria ya que se suelen presentar casos fraudulentos.