Cinco ideas para cultivar tu jardín interno

Summary:

Un jardín dentro de casa es la mejor opción para que tu hogar se vea interesante y lleno de vida.

Si el día está frío y lluvioso y no tienes la posibilidad de distraerte un rato paseando por el jardín o por el parque, ¿qué puedes hacer? Después de todo, si permaneces dentro de tu casa o departamento, estarás rodeado únicamente de cemento y madera muerta, lo que no te ayudará a escapar del ajetreo de la vida moderna. No obstante, existe una buena solución para que evites días como esos: un jardín interno.

No importa si lo colocas junto a las escaleras, cerca de la entrada o en plena sala, un jardín interno es la mejor opción para que el interior de tu casa luzca mucho más interesante y lleno de vida. Y en Properati  te damos unos consejos para que lo hagas bien, no importa si compras un apartamento en Bogotá o si arriendas una casa en Cali.

El lugar

Lo primero que debes tomar en cuenta es el lugar en el que quieres colocar tu jardín interno. Asegúrate de que el sitio que elijas tenga buena iluminación y ventilación. Una buena opción sería colocarlo en un espacio que mire al oriente u occidente, para que las plantas reciban la luz de la mañana o de la tarde. Una recomendación adicional: si las colocas en tu cuarto, escoge algunas con hojas delgadas y pequeñas porque requieren menor cantidad de oxígeno y no acumulan tanto polvo (algo muy importante si eres alérgico).

También puedes leer:¿Cuánto miden las viviendas en cada estrato y localidad de Bogotá?

La ubicación geográfica y el cuidado

No basta con colocar las plantas. Estas deben ser capaces de sobrevivir en el piso climático en el que vivas. Y, además, deberás combinar tus tareas diarias con su cuidado. Asegúrate de consultar con el encargado de la tienda donde las compres, o con un botánico, cuáles sobrevivirán con mayor facilidad al clima de tu ciudad y cuáles son ideales para el nivel de atención y cuidado que estás dispuesto a brindarles.

Algunas plantas recomendadas son la hiedra, el cactus, la sanseviera y la aspidistra. Trata de buscar las que no sean proclives a las enfermedades.

La técnica

Puedes utilizar distintas técnicas. Por un lado, están las macetas, que permiten transportar las plantas con facilidad. Y, por otro, está la más reciente, la jardinería hidropónica, que utiliza agua fertilizada. Te ahorrará espacio y te permitirá colocar las plantas en los sitios menos pensados.

También puedes leer: Renueva tu hogar con estos consejos de diseño de interiores.

El riego

Una opción práctica es tener tu jardín organizado por estanterías, algo que favorecerá el riego, y que uses un compost casero, elaborado con desechos orgánicos. 

La decoración

Un jardín interno permite llevar la naturaleza al interior de la casa. Pero, aun así, una buena decoración que haga juego con tus plantas podría dar un buen toque al espacio en el que estén colocadas. Una buena idea sería poner sillas plegables y muebles de madera, en caso de que las plantas estén ubicadas en tu sala.

Otra sería colocar un jardín vertical de enredaderas al fondo de las escaleras. Eso le dará un aire de distinción al espacio.

En cualquier caso, no olvides iluminar tus estancias, tanto para que las plantas resalten como para conservar su salud de forma adecuada. Y nunca olvides preguntarle a un experto.

Bogotá

Apartamentos en arriendo en Suba

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!