Arquitectura BIOCLIMÁTICA una tendencia que crece en Colombia

Cuando hablamos de cambio climático, calentamiento global, y contaminación ambiental, sonora y visual, es importante empezar a pensar en alternativas que le aporten sustentabilidad al entorno en el que vivimos. De allí que surjan proyectos de vivienda enfocados en estas disyuntivas contemporáneas. En Properati podrás encontrar una oferta destacada de inmuebles de diferentes características que han sido diseñados pensando en el medio ambiente y el bienestar de quienes busquen habitar espacios libres de algún tipo de contaminación.

La arquitectura bioclimática o sostenible

Como también se le conoce, se concibe como un nuevo modelo arquitectónico que juega un papel primordial por ser de carácter multidisciplinar, en donde los que trabajan en este tipo de proyectos se enfocan en varios factores, como lo son: la estética, los materiales concientes con el ambiente, espacios con buena luz natural (para reducir el uso de luz artificial), o por ejemplo usan plantas para proteger el espacio de la radiación solar y recursos para mejorar la acústica del lugar. 

Para profundizar en estas temáticas, conversamos con Viviana Valdivieso, miembro del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible (CCCS), para saber cómo está el tema en el territorio nacional. En Colombia, según los resultados del reciente informe “World Green Building Trends 2018” de Dodge Data Analytics, en el que el CCCS ofició como socio local, se destacan dos consecuencias importantes de adoptar en este tipo de construcciones. Por un lado con el 74% de los participantes se resaltan los bajos costos de operación y con el 63% la mejora en la salud de quienes ocuparan el inmueble. Otro de los datos más importantes del estudio fue la incursión de prácticas sostenibles en proyectos de construcción en un 19% para finales de 2018 en el país. 

Previo a la construcción de un proyecto bioclimático

Se hacen diferentes análisis, que los modelos de construcción estándar no involucran. Uno es el análisis de consumos y ganancias energéticas del proyecto, lo que ayuda a determinar cómo se puede ahorrar energía y así mismo potenciar la existente. También identificar los puntos de ventilación para determinar la circulación del aire en el espacio y el análisis acústico para construir una perfecta sonorización del lugar. 

“Los dos estudios más utilizados actualmente para certificar este tipo de construcciones son el LEED y CASA, que verifican la integración de diseños conscientes con el entorno y los recursos naturales. Por ejemplo, a la fecha a nivel nacional existen 11 proyectos que cumplen con ambos certificados, en los departamentos de Antioquia, Cundinamarca, Atlántico, Bolívar y Santander. La ciudad con mayor representación de número de proyectos es Bogotá”

En Properati a la fecha hay 4 proyectos en los departamentos de Quindío, Cundinamarca, Atlántico y Santander. Algunos de ellos son elaborados en entornos con gran presencia de fauna y flora, abiertos a conjugar con la diversidad de la naturaleza. Entre otras características sustentables, está el buen uso de la iluminación, reciclaje de aguas lluvias, y muros termoacústicos. El concepto de este tipo de proyectos de vivienda surge del término arquitectura verde, en donde se plantean primicias como el aprovechamiento de la energía, conjugar con las características del entorno y a la vez del espacio. 

“Según el estudio también se lograron identificar los aspectos que más están potencializando el desarrollo de este tipo de construcciones en el territorio nacional. La cultura corporativa de los desarrolladores de los proyectos en un 39%, las nuevas regulaciones ambientales en un 35%, los bajos costos de operación en los inmuebles con el 29%, la mejora en las prácticas tradicionales en la industria de la construcción con el 27% y el incremento de la demanda por parte de clientes informados sobre el tema con el 13%”

Este tipo de arquitectura ya no sólo está presente en los estratos más altos, en Colombia

Ya se construye vivienda de interés social que involucra este modelo de construcción, lo que da un doble valor a las viviendas, por un lado ser amigable con el medio ambiente y por el otro ser amigable con el bolsillo de los que aspiran a tener un hogar ideal. Lo cual tiene sentido debido al ahorro de energía y al uso de materiales amigables con el ambiente se reducen gastos y por ende los costos son más asequibles. 

El hecho de que este tipo de proyectos estén directamente relacionados con el entorno en donde se ejecutan, hacen que un país como Colombia se preste para variedad de propuestas y alternativas, ya que cada región cuenta con características geográficas diferentes, como el clima, el territorio, la fauna y flora, etc. Si bien hay varias culturas colombianas que lo han venido ejecutando tiempo atrás, porque se podría decir que el modelo de vivienda que desarrollan los indígenas o poblaciones en territorio rural que sedimentan sus hogares según el entorno podrían ser considerados como modelos sostenibles, pensar en este tipo de arquitectura es pensar en el futuro, más si se hace desde la urbes. Es devolverle a la naturaleza el hábitat dentro de la urbe. 

“Dentro de las principales ventajas que traen al entorno este tipo de proyectos para los constructores están la mejora en los precios para venta, la calidad, posicionamiento de la marca, acceso a beneficios tributarios y a tasas preferenciales desde los bancos comerciales y bajos costos de operación de las edificaciones”

Además de todo lo anterior, son edificios que cuentan con diseños modernos y exclusivos. En síntesis, usan a su favor todos los recursos que provee el medio ambiente (agua, energía, gas) para el funcionamiento óptimo del lugar y a la vez libera los espacios de posibles contactos tóxicos del ambiente y también plantea un modelo de desarrollo económico.

“Para los compradores también trae muchos beneficios, como bienestar, ahorros en los costos de los servicios públicos y mejores valorizaciones para el inmueble. Además en promedio un 90% del tiempo las personas habitan en espacios interiores, por lo que es importante estar en armonía con el espacio”

Si buscas en Properati.com casas con este tipo de adecuaciones que piensan en ambientes amigables, hay un total de 18 propiedades a nivel nacional, en lugares como Antioquia, Atlántico, Santander y Cundinamarca. Por estar en regiones con climas cálidos, la arquitectura se presta para jugar con elementos como el bambú, o mecanismos que permiten el reciclaje de aguas lluvias a través de una bomba hidroneumática y con parques para la recreación de los niños. 

Si consideramos los apartamentos, en Colombia existen registrados a través del portal 22 opciones que piensan en el futuro del planeta y el bienestar del hogar.

Con presencia en la mayoría de ciudades: Bogotá, Cali, Armenia, Medellín, Valledupar, Santa Marta, Barranquilla y Pereira. Desde apartamentos que cuentan con manejo de basuras adecuado para el reciclaje óptimo, diseños vanguardistas rodeados por naturaleza con acabados pensados en la estética y el bienestar del ambiente con buen consumo de energía, iluminación y ventilación adecuadas y con implementación de paneles solares.

Para la opción de oficinas también hay presencia en todo el territorio nacional de espacios que piensan en la calidad del medio ambiente y que cuentan con certificación LEED gracias al ahorro de por lo menos el 30% en gasto de energía en este tipo de ambientes. Así como también la implementación de mejoras para la acústica pensados para reducir la contaminación auditiva. En Bogotá es donde se encuentran la mayoría de estos espacios con la presencia de un total de 93, seguida de Barranquilla con 11, en la ciudad de Ibagué 8 y entre 1 y 3 en diferentes lugares del país.

Aquí les contamos las principales características con las que debe cumplir un proyecto para que efectivamente sea sostenible:

  • Calidad del aire y ventilación: estos espacios tienen bajas concentraciones de CO2, compuestos orgánicos volátiles y otros contaminantes, así́ como también adecuadas tasas de ventilación a través de sistemas naturales o mecánicos.
  • Confort térmico: Los recientes estudios del WorldGBC demuestran que el desempeño de las personas puede verse reducido hasta en un 6% cuando los espacios son muy calientes o en un 4% sin son muy fríos.
  • Iluminación natural y artificial: los espacios que se diseñan para maximizar el acceso de iluminación natural repercuten directamente en la calidad de vida y sueño nocturno.
  • Acústica: Estos espacios emplean materiales que ayudan a controlar el ruido interno y externo.
  • Distribución interior y mobiliario activo: Este tipo de espacios tienen soluciones diversas respecto a las zonas comunes, habitaciones, salas de reuniones y zonas de trabajo individual.
  • Biofilia y vistas al exterior: Los espacios cuentan con gran variedad de plantas y reconectan a las personas con la naturaleza.
  • Diseño interior sensorial: Los espacios que generan un impacto positivo en sus ocupantes armonizan los colores, texturas y materiales para transmitir tranquilidad y evocar la naturaleza.
  • Acceso a transporte alternativo y comodidades: Estos espacios resaltan por tener buen acceso a transporte público y red de ciclorutas. Incluso también se concentran en la alimentación de los ocupantes al proveer acceso a frutas de forma gratuita y opciones de comida saludable.