Arrienda fácil y rápido tu apartamento con estos consejos

Summary:

En primer lugar, y antes que todo, debes verificar el estado físico de la vivienda y realiza los arreglos necesarios para que tu apartamento sea un lugar habitable.

Arrendar un apartamento es un proceso que puede tardar semanas o meses; desde que el interesado se contacta, pasando por la negociación, hasta que se firma el contrato de arrendamiento. Por esta razón, te presentamos algunos consejos que seguramente te ayudarán en este proceso.

Define qué vas a arrendar

Desde que decides poner un apartamento en arriendo tienes mil y un opciones: contratar a una inmobiliaria para que lo haga por ti, publicarlo en un portal inmobiliario como Properati o hacerlo de la forma más tradicional y pegar un aviso en tu ventana que dice “Se arrienda este apartamento, informes aquí”.

Puedes publicar el anuncio de tu apartamento en arriendo en nuestro portal inmobiliario.

De cualquier modo, debes tener en cuenta casi las mismas recomendaciones para arrendar tu inmueble a la hora de ofertarlo. Aquí algunas de ellas:

  • Antes que cualquier cosa, verifica el estado físico de la vivienda y realiza los arreglos necesarios para que sea un lugar habitable. Si hay humedad, problemas con la tubería o el lugar necesita una mano de pintura; este es el momento adecuado para hacerlo. No te olvides de chequear el correcto funcionamiento de los servicios públicos.
  • ¡Ponte creativo con las fotos que vas a utilizar para promocionarlo! Todo entra por los ojos, y unas buenas fotografías aumentarán el interés de más personas. Puedes consultar en internet algunos consejos para encontrar el ángulo y la luz indicada.
  • Define el canon del arrendamiento. Para ello puedes utilizar el Valuador Properati, una herramienta que te permitirá conocer el valor de las propiedades con las mismas características a tu alrededor. Define también, en cuánto estás dispuesto a rebajar el valor en una negociación.

Te recomendamos leer: Arrendamiento; ¿Qué es la ley 820 de 2003?

Durante las visitas y la negociación

En esta parte es fundamental saber vender los beneficios de la casa o apartamento en arriendo, a la vez que debes ser muy claro con las condiciones bajo las cuales vivirán los futuros inquilinos de tu propiedad: 

  • En primer lugar, debes identificar cuáles son los puntos más fuertes y débiles del inmueble que estás ofreciendo. Así, podrás resaltar sus beneficios y justificar el valor del arriendo durante la visita, a la vez que deberás ser claro si hay algún daño existente en la vivienda o un  elemento que pueda perturbar la tranquilidad de sus habitantes; en este caso, avisa si es algo temporal o si se está trabajando para mejorarlo.
  • Debes dejar en claro cuál es el precio del arriendo, de la administración y un estimado de los servicios públicos; y ser claro si los servicios están incluidos en el canon de arrendamiento o se pagan por aparte.
  • Si la vivienda se encuentra en propiedad horizontal, debes darle a conocer las normas principales; como horarios de ruido, usos de espacios comunitarios y las normas para la tenencia de mascotas en áreas comunes; y si permites la modificación física del inmueble o el subarriendo a terceros.
  • Te recomendamos solicitar referencias personales y/o laborales de la persona interesada, así como certificados laborales y los documentos que creas necesarios pedir para asegurarte que estás arrendando a alguien con capacidad de pago. Ojo, no te extralimites, consulta con las autoridades hasta dónde puedes pedirle información a una persona sin quebrar las leyes de privacidad e intimidad.
  • En Colombia se utiliza bastante la figura del acuerdo verbal. Sin embargo, te recomendamos cerrar el trato con un contrato de arrendamiento; puedes hacerlo tú mismo con asesoría legal o comprarlo en una papelería.

Bogotá

Apartamentos en arriendo en Bogotá

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!