Cinco consejos para comprar una vivienda usada

Summary:

Comprar una vivienda usada implica poner atención a una serie de detalles y factores que te contamos en la siguiente nota.

Las viviendas usadas suelen ofrecer ciertos beneficios frente a las nuevas, tales como la ubicación, el tamaño y el precio. Por esta razón, te presentamos algunas recomendaciones para hacer la inversión adecuada cuando vayas a comprar un inmueble de este tipo.

Las viviendas usadas ofrecen precios atractivos dentro de las ciudades.

Inicia tu búsqueda

Te recomendamos buscar vivienda a través de portales inmobiliarios conocidos como Properati, donde tendrás la certeza de que todas las ofertas son reales y seguras. Allí podrás encontrar y comparar diferentes tipos de propiedades, además, tendrás a la mano información referente a los precios del sector y del tipo de viviendas que se ofertan allí.

Con esta información en mano, podrás identificar los rangos de precios del sector, y asimismo, ver hasta qué punto puedes negociar con el vendedor. 

Vista del portal Properati de Apartamentos en Venta en Barranquilla

Ojo con el estado físico

Cuando estés visitando un inmueble, te recomendamos poner especial atención en la infraestructura física del mismo. Es decir, más allá de si necesita un par de reparaciones o una mano de pintura, te recomendamos revisar si los servicios públicos funcionan correctamente, si existe alguna grieta o falla estructural significativa en el inmueble, o si algún factor puede causarte dolores de cabeza en el futuro.

Cuando ya estás decidido por una vivienda, o un inmueble, te recomendamos visitarlo varias veces en diferentes momentos del día. Así, podrás ver y revisar varias veces el estado físico del inmueble con diferentes ojos y también cómo es el entorno del mismo, si existe alguna fuente de ruido o perturbación externa.

Hablar con los vecinos puede servirte para conocer más detalles sobre la vida en el sector, y si es el caso, en el conjunto o unidad residencial.

¿Remodelaciones?

Ahora, el estado físico de un inmueble puede ayudarte a decidirte o tener un mayor margen de negociación. Si, por ejemplo, estás viendo dos apartamentos en venta con un precio similar, ubicados en el mismo sector y con las mismas características; pero uno de los dos necesita cambio de piso y puertas, debes comenzar a evaluar. 

En este punto, debes hacerte preguntas tales como:

  • ¿Cuánto costaría hacer esos arreglos? 
  • ¿Hasta qué punto está dispuesto a negociar el precio el vendedor? 
  • ¿Vale la pena hacer esta remodelación?
  • ¿Qué otros gastos podría cubrir con el dinero de la remodelación?
  • ¿Es necesaria una remodelación total, o son daños que se pueden arreglar con menos tiempo, dinero y esfuerzo?

Consulta gastos mensuales

El costo de los servicios públicos depende del estrato, el tipo de tarifa y los niveles de consumo. Por esta razón, te recomendamos consultar el precio de los servicios públicos de agua, gas y luz en el inmueble. 

Incluso, puedes pedir al vendedor que te deje ver los recibos del servicio público, para ver el precio por kilowatt en el recibo de la luz o por metro cúbico en el caso del agua. Con esta información, puedes armar una tabla que te permita comparar los posibles gastos de servicios públicos en las diferentes viviendas que te interesan.

Además, debes consultar por otros gastos como administración o parqueadero, si se trata de un apartamento en venta ubicado en una propiedad horizontal. Además, te recomendamos consultar si próximamente se realizará algún arreglo colectivo que requiera que el propietario pague. Por ejemplo, si van a pintar el edificio, arreglar los ascensores o remodelar la recepción. 

¡Pilas con los papeles!

Cuando te hayas decidido por la propiedad, te recomendamos consultar el Certificado de Tradición y Libertad del inmueble. Para esto, debes pedir al vendedor el número de matrícula inmobiliaria del inmueble y pagar un aproximado de $35.000. Con este documento podrás conocer mayores detalles del inmueble, tales como: historial de dueños y embargos, así como las especificaciones de la construcción.

También puedes leer: ¿Dónde puedo sacar el Certificado de Tradición y Libertad?

Cuando hayas firmado la promesa de compraventa, te recomendamos realizar los trámites para solicitar el estudio de títulos. Este puede ser un trámite costoso, pues equivale al 0,12% del precio del inmueble, pero te garantizará que el inmueble está al día en términos legales y el vendedor es el propietario real del mismo.

También puedes leer: ¿Qué es un estudio de títulos?

Comprar una vivienda usada puede traerte muchos beneficios; entre ellos el vivir a un precio asequible dentro de la ciudad y evitarte algunos trámites que necesitarías costear si compraras una vivienda nueva. Es decir, para gustos colores, y si te queda sonando la idea, no dudes en iniciar tu búsqueda e incluir estos factores en la búsqueda de tu próximo hogar.

Apartamentos en venta en Barranquilla

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!