Comprar vivienda nueva o usada ¿Qué conviene más?

A la hora de comprar hogar hay varios aspectos que se deben contemplar para poder tomar la mejor decisión, uno de ellos es si es mejor comprar vivienda nueva o vivienda usada, ya sean apartamentos en venta o casas. Por esto decidimos recopilar las ventajas que tiene cada una de las opciones para que tomes una mejor elección.     

Ventajas de la vivienda nueva:

  • Para compra de vivienda nueva existen variedad de subsidios y modalidades de crédito que facilitan el pago para quien desee efectuar la compra. 
  • No hay que reparar, lo que hace que los cambios que se tengan que hacer son para el gusto propio.
  • Por lo general cuentan con redes eléctricas más seguras y ahorrativas, puesto que las viviendas nuevas tienen que cumplir mayor número de certificaciones dentro de las cuales algunas favorecen el consumo de servicios públicos. 
  • Al comprar vivienda nueva se empezará a valorizar desde el momento de pago, la inversión que se hace del valor inicial aumentará con el paso del tiempo y mejorará con las adecuaciones que se hagan a la propiedad. 
  • Por lo general son construidas en zonas nuevas que tienden a iniciar la construcción de centros comerciales, mercados y colegios pensados para las nuevas zonas residenciales.  
  • Estrenar siempre viene bien, todos sabemos que lo nuevo siempre cuenta con un valor agregado, el espacio puede ser decorado a gusto propio y la vivienda contará con un espacio armónico de entrada. 
  • La vivienda nueva está respaldada por seguros que brindan una garantía de daños durante los primeros meses. 
  • Las construcciones suelen contar con mayor disponibilidad de amenities como gimnasios, guarderías, piscinas o zonas de BBQ.  

Ventajas de la vivienda usada: 

  • En ocasiones el precio es menor al de una vivienda nueva, en comparación con áreas de metraje o el valor del m2 suelen contar con un precio de mayor favorabilidad para la compra.
  • Las viviendas usadas tienen mejor disponibilidad de ubicaciones en comparación con una nueva, ya que la mayoría de construcciones de vivienda nueva hoy en día se construyen en la periferia.  
  • Tanto los apartamentos como las casas suelen ser más grandes que las viviendas contemporáneas, las viviendas nuevas han reducido su área, lo que en comparación con las usadas hace que sean más grandes.   

Según los índices del DANE de viviendas financiadas, el porcentaje de créditos para vivienda nueva presentó una mayor tasa durante el primer trimestre del año en curso con 60.5% con un porcentaje del 66.6% de tipo VIS y 33.4% para no VIS. Para la vivienda usada se presentó un porcentaje del 39.5%, con un 18.1% para vivienda tipo VIS y 81,9% para no VIS. La variación anual para vivienda nueva fue del -7,6% y para usada del -1.9%.  

Lo que demuestra que si bien los porcentajes son mayores para vivienda nueva, la compra de vivienda usada con respecto a la variación anual va en aumento. También ocurre que hay muchos interesados para comprar vivienda usada como es el caso de lotes grandes de casas, que son comprados para la construcción de edificios de viviendas nuevas.      

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!