credito hipotecario vivienda bogota

¿Puedo comprar vivienda si tengo un crédito con el Icetex?

Summary:

Si tienes un crédito con el Icetex y quieres comprar vivienda, aquí te contamos todo lo que necesitas saber para comenzar a materializar este sueño.

Lo sabemos. Si abriste esta nota es porque algo en tu vida tiene que ver con el Icetex. ¿Pagaste tu universidad con alguno de sus préstamos? ¿Tus amigos se quejan mucho de su deuda? ¿Algún posgrado te está coqueteando, pero tu bolsillo no da? 

Hasta junio de 2021, esta institución registraba más de 880 mil usuarios activos. Es decir, existen más personas endeudadas con el Icetex que habitantes de Cúcuta, la sexta ciudad más grande de Colombia. 

Son más de 880 mil personas cuyos proyectos en algún momento pueden verse lejanos o ‘embolatados’ por tener esta deuda. “Aunque el Icetex ha sido la única posibilidad que han tenido miles de estudiantes para acceder a la educación superior, las deudas con las que quedan por muchos años, tras terminar sus estudios, se convierten en un verdadero dolor de cabeza”, reseña El Espectador.

Si tienes un crédito con el Icetex o planeas solicitar uno, y comprar vivienda está entre tus planes, aquí te contamos todo lo que necesitas saber para comenzar a materializar este sueño. 

Antes que nada: los requisitos

A menos que tengas el dinero, tendrás que solicitar un crédito para financiar entre el 70% y 80% del valor de la vivienda. Para postularte, deberás cumplir una serie de requisitos y no tener deudas que superen el 30% de tus ingresos mensuales o de quienes vayan a pagar el crédito. Esto quiere decir que tu cuota mensual del Icetex no puede superar, aproximadamente, el 30% de tu salario. 

Si quieres acceder a algún subsidio del Gobierno, como Jóvenes Propietarios, tampoco existen impedimentos para hacerlo por tener un crédito educativo con esta institución.

Ten en cuenta que la cuota del crédito de vivienda tampoco puede sumar el 30% de tus ingresos mensuales. 

¿Es recomendable?

A los ojos de los expertos de Properati, es necesario evaluar ciertos aspectos antes de tomar cualquier decisión, aún si cumples los requisitos anteriores. ¿Por qué? En un inicio estarás pagando dos deudas al mismo tiempo, que pueden llegar a consumir el 60% de tus ingresos mensuales. ¿Eso sería saludable para tus finanzas?

No existe una respuesta definitiva, todo depende del tamaño y el plazo de tu deuda con el Icetex , tus ingresos y estabilidad financiera. Ten en cuenta:

  • Cuáles son tus gastos fijos al mes, y qué porcentaje de tus ingresos consumen: arriendo, alimentación, transporte, servicios públicos, tarjetas de crédito, etc.
  • Si llegas a perder tu trabajo o tener algún gasto imprevisto, ¿cómo podrías seguir pagando tus deudas? ¿Tienes algún plan de ahorro en estos casos?
  • Cuando compras vivienda sobre planos, comienzas a pagar la cuota cuando te entregan la vivienda, es decir, un par de años a partir del momento en el que firmas la promesa de compraventa: por ejemplo, si compraras hoy y te entregaran la vivienda en 24 meses, tendrías dos años para ahorrar/invertir y tener un colchón de dinero para los próximos años. 
  • ¿En cuántos años terminarás de pagar la deuda con el Icetex? Puedes comenzar a jugar con el tiempo para acomodar las fechas y reducir al máximo la cantidad de meses en las que tendrías dos deudas al tiempo. Por ejemplo: si terminas de pagar el crédito estudiantil en cinco años y compras sobre planos a tres años, solamente tendrías que durar dos años pagando ambas deudas.
  • ¿Qué otros planes tienes en un futuro próximo? ¿Estudiar un posgrado? ¿Emprender? ¿Hacer un intercambio? ¿Alguno de estos interfiere con la compra de la vivienda? 
  • ¿Estás mentalmente preparado para vivir con dos deudas por los próximos años? Las deudas pueden llegar a tener un impacto negativo en la salud mental de las personas en ciertos casos. 
  • Estar sobreendeudado es perjudicial para la salud, el bolsillo y la vida. Si actualmente no estás en la capacidad de pagar un crédito educativo y uno de vivienda al mismo tiempo, o vas a estar viviendo al límite cada mes, te recomendamos tener paciencia y analizarlo a profundidad. Aprovecha estos años  planificando la compra y ahorrando: todo a su tiempo.
  • Asesorarse es fundamental. Elegir la vivienda que necesitas y se ajusta a tu presupuesto no es tarea fácil, ni tampoco escoger el banco o la modalidad de crédito. 

En Properati podemos asesorarte para hacerte más fácil la vida en este sentido.

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!